La familia ducati volvió a reunirse un año más en su cita anual: el Ducati Day, que ha vuelto a ser un éxito con más de 70 motos rugiendo por el asfalto tinerfeño, concretamente en el histórico pueblo de Los Silos, hasta donde se trasladó este año el popular encuentro, que abandonaba el circuito para convertirse en una auténtica concentración motera. Los ducatistas disfrutaron de dos días llenos de actividades, rutas y, sobre todo, diversión.

 

Ducati Canarias consiguió hacer algo que nunca se había hecho antes: cerrar un pueblo entero y convertirlo en territorio Ducati. La organización ambientó el pueblo con una zona Scrambler, una zona Ducati e incluso un museo donde los amantes de las dos ruedas tuvieron la oportunidad de ver de primera de mano los modelos más emblemáticos de la marca italiana y hacer un recorrido por su historia. Además se instaló una zona de acampada para que los asistentes pudiesen vivir una experiencia 100% Ducati.

 

Las actividades y la diversión marcaron el inicio del Ducati Day: el toro mecánico, las numerosas pruebas de habilidad y el ring de boxeo sacaron el lado más competitivo y gamberro de todos los allí presentes. La implicación de todos los ducatistas se tuvo en cuenta con su participación en concursos como el look más ducatista, la moto más preparada o que el hizo más kilómetros para asistir al encuentro que, por supuesto, recibieron su recompensa en forma de increíbles premios. El toque musical llegó con la caída de sol de la mano de Marian y más tarde con Sunshine Band donde los ducatistas mostraron sus habilidades más allá de las dos ruedas.

 

Las rutas por las espectaculares carreteras de Tenerife fueron el plato fuerte de ambas jornadas, los ducatistas tiñeron de rojo el paisaje e hicieron temblar el asfalto allá por donde pasaban. En la jornada del sábado los amantes de la marca italiana disfrutaron de una ruta homenaje a los motoristas fallecidos hasta la Punta de Teno, los colores del atardecer y la luz de los farolillos llenaron la atmósfera de magia. Para cerrar el evento el domingo, tras un suculento desayuno en el antiguo convento de Los Silos, la familia ducatista rodó una vez más juntos, pero ésta vez por el interior de la isla.

 

Ducati Canarias agradece a todos los asistentes su fidelidad con esta cita, sin ellos nada hubiese sido posible, y ya espera con gran ilusión la cita del próximo año: comienza la cuenta atrás para el Ducati Day 2018.