Cambio e innovación

En 1983, Claudio y Gianfranco Castiglioni compran Ducati, que pasa a formar parte del Grupo Cagiva. Con ello, la sociedad pasa a manos de dos grandes apasionados de las motos y de las competiciones que conducirán la marca a los éxitos de la época Superbike.

La aventura comienza en 1988, cuando Marco Lucchinelli estrena la 851, diseñada por el ingeniero Máximo Bordi.

Bajo la administración de los Castiglioni, Ducati amplía su propio segmento en el mercado del motorismo, introduciendo nuevos modelos, ampliando la oferta con cilindradas mayores y, desde luego, reafirmando su compromiso con el sector de las motocicletas deportivas.