De las cenizas nace el Cucciolo

La Segunda Guerra Mundial acaba con un resultado nefasto para las instalaciones de Borgo Panigale, que fueron arrasadas en 1944. Afortunadamente, durante la guerra los hermanos Ducati han estudiado y diseñado nuevos productos para ofrecerlos al mercado internacional después del conflicto.

En septiembre de 1946, en la Fiera di Milano, entra en escena el Cucciolo (cachorro): el pequeño motor auxiliar para bicicletas, destinado a convertirse en el más famoso en todo el mundo. Al comienzo, se vende como kit de montaje para ser instalado en la bicicleta, pero poco tiempo después Caproni de Trento (otra marca famosa del sector aeronáutico) desarrolla un bastidor específico bajo la patente de Capellino.

Rápidamente, el Cucciolo se convierte en una verdadera motocicleta en miniatura. Gracias al éxito del Cucciolo y sus productos derivados, la marca Ducati se consolida también en el sector de la mecánica.