Tras 14 días y 6 mil kilómetros de continuas aventuras, Jorge Gómez, piloto y jefe de ventas de Ducati Canarias, ha llegado a Dakar. A pesar de las dificultades encontradas, lo que era un sueño para este piloto y un desafío sin precedentes para una Scrambler, ha resultado en un auténtico éxito.

A pesar de su participación en tres ocasiones en el Dakar sudamericano, Jorge se vio sorprendido por un Rally muy exigente, con multitud de caminos cubiertos de arena e interminables kilómetros por jornada. Las irregularidades del terreno le llevaron a tener algunos problemas técnicos en la moto durante las primeras etapas, que fue resolviendo sobre la marcha sin abandonar su positivismo e ilusión característicos. Sin embargo, el domingo, rodar sobre las playas del Lago Rosa al mando de una Scrambler fue una realidad. Acabar la carrera ya era un objetivo bastante ambicioso, por lo que la entrada en la meta fue un momento especialmente emotivo.

Esta hazaña ha probado la sólida base con la que cuenta la Scrambler, pero sobre todo, los conceptos que lleva por bandera: diversión y libertad. Antes de partir, Jorge realizó varias modificaciones que llevaron a esta Scrambler Urban Enduro al máximo de sus posibilidades, demostrando su gran versatilidad. Basándose en su motor bicilíndrico de 803 cc y 75 CV, el tren delantero deriva de una moto enduro. El amortiguador posterior fue sustituido por un Öhlins y se añadió un cubrecárter de aluminio. También incorporó unas estriberas off-road, un depósito auxiliar de combustible y un escape Termignoni.

Además de Ducati Canarias, Jorge Gómez contó con el apoyo del Centro Comercial y de Ocio 7 Palmas, Halcourier y beCordial Hotels & Resorts.