Ducati garantiza todas sus motos por un periodo de 24 meses desde la matriculación con kilometraje ilimitado.

Para conservar la validez de la garantía convencional/comercial ofrecida por Ducati al consumidor final, es necesario someter la moto a un mínimo de tres revisiones: a los 1.000 km (o seis meses), a los 12.000/15.000 km (o 12 meses) y a los 24.000/30.000 km (o 24 meses).

Ducati no será responsable de los eventuales daños o menoscabos que puedan ser ocasionados por intervenciones de talleres no oficiales o por la instalación de recambios no originales, hechos éstos que, además, podrían afectar a la cobertura de la garantía convencional/comercial.

Entre otros supuestos, quedan excluidos de la cobertura de la garantía la reparación de daños derivados de accidentes, sobrecargas, uso impropio o negligente, las reparaciones de averías en motocicletas utilizadas en competiciones deportivas de cualquier tipo, o destinadas al alquiler, y la sustitución de piezas o componentes de desgaste que, por su propia naturaleza, se deterioren con el uso y los deterioros ocasionados por la inobservancia de las prescripciones técnicas recogidas en el manual de mantenimiento.


La garantía es internacional, válida por tanto fuera del país de adquisición, y es transferible al nuevo propietario en caso de cesión. Las condiciones completas de la garantía convencional/comercial se detallan en el manual de mantenimiento suministrado con la moto.

Por último, ponemos de manifiesto que las condiciones generales de la garantía convencional ofrecida por Ducati arriba mencionadas no contravienen en absoluto los derechos inderogables reconocidos a las personas físicas definidas como “consumidores” por su normativa nacional. La garantía convencional ofrecida por Ducati constituye una garantía adicional, a la garantía prevista por nuestro ordenamiento jurídico.